Noticias Tiempo Libre
Inicio / Parques / Viajando por Venezuela. Los Médanos de Coro: Un desierto en la costa

Viajando por Venezuela. Los Médanos de Coro: Un desierto en la costa

Un inmenso desierto, con arenas suaves, secas y finas son algunos de los elementos naturales que se contemplan en el Parque Nacional Médanos de Coro, ubicado entre los municipios Miranda, Carirubana y Falcón, de esta entidad costera del occidente venezolano.

El parque es considerado un destino ideal, donde prevalece un ecosistema desértico, que brinda experiencias inolvidables, reafirmando que nuestro país posee una gran variedad de paisajes.

Este sublime lugar, declarado Parque Nacional el 6 de febrero de 1974, es parada obligatoria para los turistas que desean conocer las ciudades de Coro y Punto Fijo. Desde la vía que conduce hacia Punto Fijo – Adícora, en la Península de Paraguaná, o al final del Paseo Monseñor Iturriza, se puede acceder a este imponente paisaje de tierra firme.

En este único desierto movedizo de la costa del Caribe, los visitantes pueden impregnarse de armonía y relajarse al sentir la brisa y el silencio que aguarda en la zona. Durante su recorrido, muchos de los turistas, ponen a volar su mente, jugando y arrojándose por las cuestas de la vertiente arenisca, hasta llegar a disfrutar del paisajismo crepuscular, que invita a relajar la mente y aislarnos de ruido de las ciudades.

Los Médanos de Coro poseen una superficie de terreno de 91 km cuadrados, donde por efecto del viento, el relieve se ve afectado día tras día. Sus elevaciones desérticas, conocidas también como dunas, miden hasta 40 metros de alto, mientras que los médanos sobrepasan los 8 metros. Es una zona donde existen más de 40 especies de plantas y cerca de 90 tipos de aves.

Este patrimonio natural exhibe espacios de interés histórico, cultural y paleontológico. Los Chiperos y el Cementerio Indígena conservan algunos rastros de hace más de 500 años. El área cultural-religiosa Ánimas de Guasare también es uno de estos lugares que cuentan historias y leyendas. El Instituto Nacional de Parques (Inparques) preserva, administra y conserva el valor ecoturístico de esta joya natural del estado Falcón.

SIGUE LA RUTA DE LA COSTA FALCONIANA

Si deseas trasladarte hacia otros destinos cercanos, tendrás como opción, disfrutar de las playas Adícora, El Supí y Buchuaco. Un destino de sol, donde sus claras y azules aguas invitan a refrescarte a la orilla y disfrutar de la exquisita gastronomía y actividades acuáticas, cargadas de experiencias y adrenalina.

Al seguir la ruta, puedes visitar el Monumento Natural Cerro Santa Ana, los Médanos Blancos y el Cabo San Román. Igualmente se recomienda recorrer y conocer la península de Paraguaná y su dinámica economía.

REDACCIÓN EDGA PEÑA. MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL TURISMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *